AENOR adopta el método de ensayo desarrollado por ITC para la evaluación de la resistencia al desgaste por tránsito peatonal 
ITC 
 
 

La Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR), entidad reconocida a nivel nacional para el desarrollo de las actividades de normalización publicó el pasado año el Informe UNE 138001 IN que define un nuevo procedimiento de ensayo para simular el desgaste de la superficie de los pavimentos cerámicos debido al tránsito peatonal. El nuevo método ha sido desarrollado por el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) a través del estudio, durante seis años, del proceso de abrasión de las baldosas cerámicas en condiciones reales de uso con el objetivo de poder simular en laboratorio los cambios de aspecto de la superficie del pavimento.

El documento incluye recomendaciones para la selección de los pavimentos cerámicos en función del uso previsto, mediante una clasificación que ha sido consensuada por el Grupo de Trabajo 1 del Comité Técnico de Normalización de Baldosas Cerámicas (AEN/CTN 138) en base a la experiencia de los fabricantes en la aplicación real de una amplia gama de productos.

Precisamente, el objetivo de este método diseñado por el Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) ha sido definir un criterio fiable para la selección de pavimentos cerámicos capaz de garantizar las prestaciones de resistencia al desgaste con respecto a las condiciones de uso previsto y, por lo tanto, la durabilidad de la instalación, unas características especialmente importantes para la aplicación de los recubrimientos cerámicos en espacios de alto tránsito, caso de centros públicos o ámbitos urbanos, dos áreas donde la cerámica está tratando de abrir el campo de sus aplicaciones para ampliar su mercado potencial de demanda.

Este método de ensayo es aplicable tanto a baldosas esmaltadas como no esmaltadas, así como a todo tipo de pavimentos, y por lo tanto permite evaluar comparativamente las prestaciones de diferentes materiales.

SIMULANDO LA REALIDAD

Para realizar estos estudios, técnicos del ITC instalaron una gama de tipologías de baldosas cerámicas en lugares de gran tránsito peatonal, como son dos de las cafeterías de la Universidad Jaume I de Castellón. Allí, durante un período de cuatro años, los investigadores pudieron constatar el efecto del paso de miles de transeúntes sobre estos pavimentos y las variaciones que esto produjo en el desgaste del brillo, color y aspecto en general de su superficie.

El nuevo método recién publicado por AENOR incorpora el cambio de brillo de la superficie como criterio de evaluación,  siendo esta una característica antes no contemplada y que constituye, precisamente, la primera alteración superficial que se manifiesta durante el proceso de desgaste del pavimento, tal y como el ITC había constatado en las investigaciones realizadas en condiciones reales de uso.

En esta investigación colaboraron con el ITC las empresas fabricantes de baldosas cerámicas CERÁMICA SALONI, S.A. y TAULELL, S.A., en el marco de un proyecto de investigación cofinanciado a través de líneas de apoyo a la I+D por parte del anterior Ministerio de Ciencia y Tecnología (MCYT) y de la Generalitat Valenciana, a través de la anterior Conselleria de Innovación y Competitividad.

UN PASO POR DELANTE

La normativa internacional vigente hoy en día para determinar la resistencia al desgaste de los pavimentos sigue utilizando dos métodos de ensayo (UNE-EN ISO 10545, partes 6 y 7) cuyos mecanismos son sensiblemente diferentes, tanto en los mecanismos de abrasión utilizados, como en lo que se refiere a criterios de evaluación. En consecuencia, los resultados que ofrecen estos métodos resultan engañosos, dado que algunos pavimentos con superficie brillante obtienen un nivel máximo de resistencia a la abrasión (clase 5) según la clasificación que describe la mencionada norma, cuando en realidad pueden resultar inadecuados en lugares o espacios que tengan que soportar un elevado tránsito peatonal, y asimismo, algunos pavimentos de tono oscuro resultan penalizados pese a su adecuado comportamiento en estas condiciones.

El método de ensayo adoptado a nivel nacional como informe UNE 138001: 2008 IN, ha sido también presentado al comité internacional ISO TC 189 como propuesta para la sustitución de las actuales normas en vigor, al objeto de armonizar de un criterio de selección de los pavimentos que  garantice su adecuación en las condiciones reales de uso.

En esta misma dinámica de anticipación, el ITC desarrolla continuamente nuevos métodos de ensayo y caracterización de materiales adaptándose a las necesidades cambiantes del sector, para la detección de impurezas que generan defectos, la evaluación de la influencia de nuevos materiales en proceso de producción, la caracterización del producto para nuevas aplicaciones constructivas (fachadas ventiladas, suelos elevados, etc.).

En materia de medio ambiente, el ITC también sigue esta misma línea de trabajo realizando actividades diversas pero con un objetivo común como es la reducción del impacto ambiental asociado a la industria cerámica y afines. En este sentido, se desarrollan actividades como la adaptación y desarrollo de métodos de muestreo de contaminantes atmosféricos que consideren las características específicas de las emisiones generadas en el sector cerámico, estudio de métodos de medida y control de emisiones difusas generadas como consecuencia del uso de materiales de naturaleza pulverulenta, búsqueda de tratamientos terciarios alternativos de efluentes líquidos (micro, ultra, nanofiltración por membranas), etc.

Para finalizar también se desarrollan otros aspectos más  específicos de trabajo como por ejemplo el análisis de combustibles.

© ITC-AICE, 2013
Tel.: +34 964 34 24 24 | Fax: +34 964 34 24 25
AENORRED ITIMPIVAFondo Europeo de Desarrollo Regional