Proyecto SILICOAT 
 
 

La reciente aprobación del proyecto europeo Silicoat, liderado y coordinado por el Instituto de Tecnología Cerámica  (ITC), “logrará importantes avances en materia de salud y seguridad laboral en las empresas cerámicas con respecto a la exposición a la sílice cristalina respirable”, indican fuentes del  instituto castellonense.

Silicoat (Industrial Implementation of Processes to Render RSC Safer in Manufacturing Processes) está financiado por la Comisión Europea y cuenta con un presupuesto de 1.537.331 euros y una financiación de 1.043.500 euros. Fue aprobado tras un riguroso proceso de evaluación y tendrá una duración de tres años.

 El objetivo del proyecto consiste “en lograr que el uso de materiales con sílice cristalina en las industrias cerámicas sea seguro, y  para conseguirlo, se utilizarán sustancias que recubran la superficie de las partículas de SCR, bloqueando su toxicidad en origen”, se informa desde ITC. En el proyecto Silicoat se desarrollarán estas tecnologías, de manera que puedan ser incorporadas al proceso productivo cerámico: deben identificarse aquellas sustancias que resulten técnica y económicamente viables.

En este sentido, hay que recordar que la inhalación de sílice cristalina produce la reacción patológica denominada silicosis, una problemática común a nivel internacional de la que el ITC viene ocupándose desde hace años, tratando de minimizar los riesgos de la exposición a la SCR a través de una activa participación en proyectos de ámbito nacional y europeo.

La preocupación sobre este tema ha aumentado desde que la Agencia Internacional del Cáncer (conocida por sus siglas en inglés IARC) clasificó la sílice cristalina respirable en el año 1997 como carcinógena para los seres humanos, lo que posteriormente dio lugar a que el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), impulsado por la recomendación del Comité Científico para los Límites de Exposición Ocupacional de la Comisión Europea (SCOEL), propusiera, en  2007 una sustancial reducción en el Valor Límite Ambiental.   

Por ello se han unido en este gran proyecto las asociaciones de fabricantes cerámicos de España, Portugal y Alemania,  y centros de investigación como el Centro Ceramico di Bologna o el alemán  Fraunhofer Institute for Toxicology and Experimental Medicine. Además, participan empresas como las españolas Atomizadora y Porvasal, la italiana, Ceramica Flaminia y la alemana, Walküre.

© ITC-AICE, 2013
Tel.: +34 964 34 24 24 | Fax: +34 964 34 24 25
AENORRED ITIMPIVAFondo Europeo de Desarrollo Regional