|

Potenciamos el cambio hacia la sostenibilidad en toda la organización y en nuestros grupos de interés

Castellón, 19/06/2024. Nuestra organización se encuentra inmersa en la potenciación del cambio hacia la sostenibilidad a 360º, incluyendo a todos nuestros grupos de interés.

Así se ha puesto de manifiesto en el Consejo Rector y Asamblea celebrados hoy en donde se han reunido todos los miembros para dar cuenta de nuestras actividades, haciendo balance de la actividad de 2023, además de plantear la andadura para 2024.

El máximo órgano de gobierno ha aprobado las cuentas anuales 2023 y también la Memoria de Actividades, contando con que hay 17 socios más en este ejercicio. Además, se les ha presentado el nuevo vídeo corporativo, las líneas estratégicas de investigación del instituto y se ha aprobado la firma de un nuevo convenio marco con la Universitat Jaume I de Castellón (UJI) con el objeto de incrementar y estrechar aún más la colaboración de ambas entidades.

Nuestras en cifras 2023

Nuestro volumen global económico gira en torno a los 9 millones de euros, con una inversión en los últimos 6 años de alrededor de 4,9 millones de euros. Las actividades se realizan en dos sedes y con más de 130 personas integrando la plantilla.

Todo ello para ofrecer soluciones concretas orientadas a la reducción de los costes, la optimización y digitalización de los procesos, la eficiencia energética, la ecoinnovación y descarbonización, a través de la I+D, el asesoramiento y el desarrollo de demostradores y equipos de control.

Así, en 2023 se han llevado a cabo un total de 141 proyectos de I+D+i, de ellos, 69 proyectos se han realizado bajo contrato con financiación privada, para 75 empresas y entidades, mientras que 62 proyectos han contado con fondos públicos: a nivel local, el ITC ha contado con el apoyo de la Excma. Diputación de Castellón, mientras que en el ámbito autonómico, 45 proyectos han sido respaldados por la Generalitat Valenciana, principalmente a través del Instituto Valenciano de Competitividad e Innovación (IVACE+i) sea a través de una Línea Nominativa para apoyo a centros, o a través de los Fondos Europeos de Desarrollo Regional FEDER.

A nivel nacional, también el Ministerio de Ciencia e Innovación ha respaldado de los proyectos, mientras que a escala europea se están llevando a cabo 12 proyectos financiados varios de ellos por el Programa LIFE, el único instrumento financiero de la Unión Europea dedicado, de forma exclusiva, al medio ambiente y a la acción por el clima.

Por otra parte, se han publicado 16 artículos científicos en revistas con índice de impacto; se han realizado 65 comunicaciones a congresos científicos y foros tecnológicos nacionales e internacionales y se han impartido 43 cursos de formación a medida para las empresas, concretamente a 746 profesionales del sector cerámico, sumando 1.075 horas dedicadas a la puesta al día de sus conocimientos en todos los procesos cerámicos abarcando toda su cadena de valor.

Además, se han realizado un total de 17.642 servicios avanzados para las empresas.

Retorno Social

También en 2023 se ha defendido una tesis doctoral industrial y se ha llevado a cabo el estudio del retorno social de la actividad del ITC, o SROI (Social Return Investment, por sus siglas en inglés), que ha concluido que, por cada euro invertido por el ITC, se ha obtenido un retorno social de algo más de 9,2 €. El cálculo de la monetización del impacto social que genera el instituto se ha medido a través de la metodología SROI, un método anual que se centra en el retorno social de la inversión teniendo en cuenta aspectos que van más allá de los económicos, como las acciones para la sociedad, los impactos medioambientales y la igualdad de género. Es una iniciativa pionera en la que trabaja el ITC desde hace tres años.

Toda esta información aparece detallada y desglosada en la Memoria de Actividades 2023 aprobada por el Consejo Rector y la Asamblea que se hará pública y se podrá consultar en breve en la página web del ITC.

Resaltamos nuestro compromiso #ITCReto2030

Objetivos para 2024

Los objetivos planteados para 2024 son, básicamente, apoyar al sector cerámico en sus retos futuros, potenciar la actividad de Transferencia de Tecnología e incrementar a financiación de I+D europea y nacional.

Todo ello se refleja en 8 Líneas Estratégicas de Investigación también presentadas al Consejo Rector y Asamblea.

Nuestras Líneas Estratégicas de Investigación

Se han establecido 8 Líneas Estratégicas de Investigación que abarcan varias sublíneas, a fin de profundizar e implantar estos objetivos.

Estas son, bastante resumidas:

Edificios y Ciudades: Desarrollamos materiales, productos y procesos avanzados de bajo impacto ambiental para la edificación, posicionando a nuestro centro tecnológico como referente en construcción industrializada. Potenciamos la eficiencia energética en la edificación, además de buscar nuevas aplicaciones de los materiales cerámicos, sistemas que eviten el efecto “isla de calor” en las ciudades, la aplicación de Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible (SUDS) y de IoT urbana, con el fin de lograr una mayor resiliencia frente al cambio climático que repercuta en mejoras para las personas que habitan viviendas y ciudades.

Personas Usuarias: es la línea que responde a las necesidades individuales de las personas, a través del uso de tecnologías de Impresión 3D cerámica, la investigación de la evolución tecnológica, de mercado y de tendencias del hábitat, el asesoramiento en diseño cerámico y de innovación en marketing.

Materiales: un campo en el que tenemos un profundo conocimiento, aunque seguimos en la búsqueda del uso de materiales cerámicos para aplicaciones energéticas, además de desarrollar nuevas técnicas de análisis, a la vez que profundizamos en el campo de la modelización del comportamiento de materiales.

Ecoinnovación: en este sentido, desarrollamos procesos y productos cerámicos sostenibles en línea con la Economía Circular, buscando reciclar, reutilizar y valorizar los residuos y potenciar la Simbiosis Industrial. También incidimos en esta línea en gestionar y optimizar los recursos hídricos en la industria cerámica.

Industria Hipocarbónica: un ámbito clave en el que buscamos la descarbonización en la industria cerámica desarrollando procesos de bajo impacto ambiental en un contexto de escasez de recursos y de aumento de necesidades energéticas. Para ello estamos incorporando combustibles alternativos, electrificación, tecnologías de captura de CO2, y, en suma, la sustitución, en todo lo posible, del uso de materiales fósiles por tecnologías limpias.

Procesos Industriales: incorporamos nuevas tecnologías a la industria cerámica para que los procesos se automaticen y sean más flexibles y eficientes, a través de la instrumentación, de la creación de dispositivos especiales de medida, avanzando en la digitalización de procesos y el desarrollo e implantación de Gemelos Digitales, además de modelizar las emisiones de contaminantes atmosféricos.

Salud Ambiental: una prioridad para preservar los entornos laborales en la que proponemos y estudiamos medidas de mitigación para reducir el impacto de la actividad industrial sobre el Medio Ambiente, velando por la salud de las personas y asegurando al mismo tiempo la sostenibilidad de los procesos industriales.

Tecnologías Químicas: Una nueva línea en la que perseguimos el desarrollo de nuevas metodologías y tecnologías químicas eficientes y limpias para obtener productos sostenibles y en línea con la Economía Circular, entre otras muchas cosas que os iremos ampliando.

Actividades en desarrollo en 2024

Por el momento, desde enero a junio de 2024, estamos llevando a cabo 44 proyectos con financiación privada52 con fondos públicos; hemos publicado 27 artículos científicos; se ha defendido una tesis doctoral; se han realizado 33 comunicaciones a congresos y foros y se han impartido 14 cursos a 169 personas del colectivo profesional del sector cerámico.

Vinculada con estas políticas de transferencia de tecnología y sostenibilidad, se ha resaltado, por ejemplo, que en CEVISAMA 2024 y en el marco de REDIT VENTURES se presentó TEKINN, la primera empresa de base tecnológica lanzada por el ITC, y también nuestro reconocimiento y registro en la GVA como Entidad Valenciana Socialmente Responsable, además del registro como Oficina de Transferencia de Conocimiento (OTC) con el nº 5, en toda España, en el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.